• Cicuta News

Último debate entre Tump y Biden, entes de las elecciones del 3 de noviembre

Cicuta News - Internacional - 23/10/2020

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump y el vicepresidente Joe Biden se enfrentaron en un último debate de cara a los comicios del 3 de noviembre. Los cuestionamientos por el pago de impuestos y la resistencia de Trumpxx a liberar sus declaraciones volvieron a salir a flote en una jornada en la que ambos también se acusaron de recibir dinero de gobiernos extranjeros. El manejo de la pandemia, la crisis económica, la migración y el cambio climático.

Lejos quedó el caos del primer debate en el último encuentro entre los dos candidatos a la Casa Blanca. Con un nuevo formato que incluía un botón de mute para silenciar a los candidatos cuando hablaran fuera de turno, el debate fue más calmado, ordenado y con muchas menos interrupciones.

El debate se realizó en la Universidad de Belmont, en Nashville.

Este encuentro fue la última oportunidad que tenía el presidente Trump para levantar sus bajos números en las encuestas, en las que Biden continúa liderando por nueve puntos (51% vs. 42%). Esto es en gran parte por cómo los electores califican la gestión del presidente en el manejo de la pandemia en Estados Unidos.

La gestión de la pandemia es uno de los aspectos que más ha erosionado el mandato de Trump y, ante esto, Biden fue severo en sus críticas al presidente. El demócrata se centró en la falta de medidas para apoyar a los ciudadanos en medio de la crisis y para protegerlos del virus.

Para Biden, los republicanos no han ayudado económicamente a los estadounidenses con la adaptación a la llamada "nueva normalidad" y esa es una de las principales causas por las que las cifras de contagios en el país se han disparado. El candidato demócrata aseguró que, en una emergencia así, era necesario haber negociado con Nancy Pelosi medidas económicas en vez de reabrir.

Biden sostuvo una postura dura en la que criticó que el presidente era consciente de la gravedad de la enfermedad desde enero y que "lo ocultó a los estadounidenses", mientras que Trump afirmó que reaccionó suspendiendo los vuelos con China a pesar de que lo acusaran de racista.

El dilema salud-economía se mantuvo entre los dos candidatos. Trump acusó a Biden de querer "hundir la economía del país" a través del cierre y declaró que, a su juicio, es necesario seguir adelante con las actividades financieras y comerciales.


Trump dijo que las vacunas contra el Covid-19 están cerca de ser creadas y aprobadas e incluso se atrevió a afirmar que, en semanas, podrían estar listas, un anuncio que fue puesto en duda por el candidato demócrata, que lo criticó por haber dado falsas noticias sobre la pandemia.

La polémica sobre el asesor sanitario de la Casa Blanca para el tema de la pandemia, el doctor Anthony Fauci, también fue citada durante el debate. Trump criticó severamente al doctor por su gestión de la crisis sanitaria y, posteriormente, lo tachó de "demócrata" y cuestionó sus criterios cambiantes respecto al uso de las mascarillas cubrebocas.

La defensa del sistema de salud basado en los seguros privados fue otra de las tónicas del mandatario republicano. Trump aseguró que los intentos de los demócratas de crear un esquema de salud público muestran una voluntad "socialista".

Biden se defendió asegurando que, en plena crisis sanitaria, 22 millones de personas no habrían tenido una cobertura sanitaria durante la pandemia y que, para él y su partido, la salud no debe ser un privilegio, sino un derecho.

En repetidas ocasiones, Biden intentó abordar el tema por el lado de los ciudadanos con menos recursos que, en muchos casos, son población afroamericana y latina.


Por esta línea, continuó con su intención de subir el salario mínimo del país a 15 dólares por hora, algo que Trump calificó de "nefasto para las pequeñas y medianas empresas", ya que según su criterio provocaría más cierres.

El tema del empleo también salió en el debate entre ambos, debido a que los datos presentados por Estados Unidos durante el confinamiento han sido de los peores en la historia del país y Biden los ha aprovechado para criticar al presidente por "la falta de ayudas a los afectados por la pérdida de sus puestos de trabajo".

En ese sentido, Trump replicó que su ayuda "está lista desde agosto" y que ha sido la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien ha bloqueado su propuesta "con un fin meramente electoral".

La política migratoria

Dos temas cruciales para la comunidad hispana, cuyo voto ambos candidatos saben que será definitorio en las elecciones, se colaron en el este debate: el programa DACA y las familias separadas en la frontera.

Durante los cinco minutos dedicados a inmigración, Biden dijo que, si gana, permitiría que los jóvenes con DACA permanezcan en el país sin temor a ser deportados. Destacó que más de 20,000 de ellos luchan contra el coronavirus en la primera línea de batalla. “Estamos en deuda con ellos”, reiteró.

Trump ha intentado suspender los beneficios que amparan de la deportación a más de 650,000 jóvenes indocumentados, conocidos como dreamers y que llegaron a Estados Unidos en la infancia.

Otro tema álgido en la conversación: que el gobierno no ha sido capaz de encontrar a los padres de 545 niños separados en la frontera, según un reporte reciente. Dos tercios de sus padres fueron deportados a Centroamérica.

"Los niños son traídos aquí por los coyotes y un montón de gente mala, por cárteles”, respondió el presidente Trump ante la pregunta de cómo iban a reunificar las familias separadas.

Trump sostuvo que se utiliza a los menores para entrar al país y defendió el refuerzo de la frontera sur, retórica sobre la que construyó su campaña en 2016 y que ha marcado su Administración con la llamada política de 'tolerancia cero'.

Trump aseguró: “estamos trabajando muy duro en eso”. El mandatario también acusó al gobierno del expresidente Barack Obama de “construir” las jaulas para detener a los niños migrantes, que se conocieron en 2019.

“Fueron construidas en 2014”, aseguró Trump y agregó “fue él”, señalando a Biden, entonces vicepresidente del país.

Trump vs. Obamacare, mientras Biden propone su propio plan de salud

El cuidado de la salud es un tema de máxima importancia para los votantes, y los dos candidatos se enfrentaron al respecto.

Trump dijo que Obamacare debe morir: esa ha sido una promesa de campaña y ha sido una meta de los republicanos por los últimos 10 años, desde que la Ley de calidad de salud a bajo costo fue aprobada bajo el mandato de Obama. A lo que Biden le respondió a Trump que lo fortalecerá y lo convertirá en lo que llamó 'Bidencare'.

"Lo que voy a hacer es aprobar Obamacare con una opción pública, convertirlo en 'Bidencare'", dijo Biden, quien era vicepresidente cuando se aprobó la ley.

China, impuestos y cuentas bancarias secretas

Después de que el presidente Trump hizo varias afirmaciones sin pruebas sobre las finanzas personales de Biden, el exvicepresidente respondió citando el reporte reciente de The New York Times que reveló que el mandatario mantiene una cuenta bancaria secreta en China.

“No he tomado ni un centavo de ninguna fuente extranjera en mi vida”, dijo Biden. “Nos enteramos de que este presidente pagó 50 veces más impuestos en China (de lo que pagó en Estados Unidos). Tiene una cuenta bancaria secreta en China, hace negocios en China y, de hecho, ¿está hablando de que yo acepto dinero? No he tomado ni un centavo de ningún país, nunca” reitero Biden.

Trump negó ser racista a pesar de criticar al movimiento 'Black Lives Matter'

El bloque dedicado a los temas raciales fue uno de los más esperados por gran parte de la población estadounidense, ya que, durante los últimos meses, se han reavivado movimientos de protesta por todo el país contra la brutalidad policial y lo que muchos consideran "racismo institucional".

Trump intentó defenderse frente a las acusaciones que lo tachan de racista, asegurando que es "el presidente que más ha hecho por la población negra desde Abraham Lincoln", al citar planes de ayudas para universidades con estudiantes mayoritariamente afroamericanos y una serie de reformas del sistema penitenciario.

El mandatario acusó a su rival demócrata de haber votado a favor, en la década de 1980, de una ley que llevaba a la cárcel a todos aquellos que consumieran drogas y que ha metido en prisión a miles de afroamericanos, algo de lo que Biden se arrepintió y aseguró que intentará que "los consumidores vayan a rehabilitación y no a la cárcel". La respuesta del actual mandatario fue la misma, cuestionándose por qué no lo hicieron en la anterior administración.

Donald Trump también habló del movimiento 'Black Lives Matter', que ha llenado las calles durante estos meses, y lo calificó de "horrible" porque insultaba a la Policía del país. Entre tanto, Biden sostuvo una posición diametralmente opuesta y siguió calificando al presidente como racista, enumerando ejemplos como el de no dejar entrar al país a personas de determinadas naciones en las que la religión musulmana es mayoritaria.

El candidato demócrata aseguró que la reelección de Trump sería "peligrosa" para el medioambiente

Al llegar al punto medioambiental, Biden fue tajante y duro al afirmar que reelegir a Trump en el cargo de presidente sería poner en riesgo la estabilidad de la naturaleza y los ecosistemas mediante el aumento de las emisiones de gases contaminantes y la deforestación.

A pesar de que Biden afirmó que, con cuatro años más del republicano al mando, las regulaciones establecidas por el Gobierno de Barack Obama serían completamente eliminadas, en un tono combativo Trump aseguró que su administración consiguió los mejores niveles de calidad del aire.

Dados los cuestionamientos de organizaciones internacionales que ha recibido Trump durante su gestión por la aprobación de políticas poco amigables con la ecología y la conservación del planeta, este era uno de los temas más esperados del debate. Sin embargo, el mandatario rechazó que sus decisiones hayan afectado el cuidado de los recursos naturales e incluso afirmó que ama el medioambiente.

Según lo dicho por Trump, en el marco de cuyo gobierno Estados Unidos se retiró del Acuerdo de París, el cual intenta combatir el impacto del calentamiento global, esa decisión fue tomada tras tener en cuenta que resultaría muy costoso para su nación.

Tras el desarrollo de este debate, en el que brillaron las críticas por el manejo de la pandemia, Estados Unidos se encamina a una de las elecciones más polémicas e históricas del país, en medio de una crisis inédita a la que Biden describió como un "invierno oscuro" para el que Trump no tiene un plan ni tampoco está preparado.


  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de Spotify

© 2020 Cicuta News

Cicuta 

News

Plataforma digital informativa del periodista Jaime Flores Martínez

CICUTA NEWAGIF_edited.png