• Cicuta News

Transa

Cicuta News - 20/04/2020

Columna: Cicuta

Jaime Flores Martínez


Transa

Avergonzado del pésimo trabajo que hizo en su rostro el cirujano plástico, al empresario Jorge Kahwagi Macari no le importa, y se frota las manos para mantener bajo su poder el lucrativo negocio de los Verificentros en Baja California. Y es que al vencerse la concesión de 16 de los 18 centros de verificación localizados en 5 municipios del Estado, el maltrecho Kahwagi acordó con funcionarios de MORENA la creación de una nueva empresa en la cual ellos tendrían participación. Desde mediados del año pasado, Kahwagi Macari comenzó a mover sus piezas para infiltrarse con personajes de alto nivel en el gobierno de Baja California, que debían tener como requisito adicional una ambición extrema. Kahwagi se reunió entonces con el director general de los Verificentros en Baja California José Luis Rodríguez (su empleado) conocido como El Puma. Este último le dijo que “no debía preocuparse”, pues si bien el nuevo gobierno de MORENA no les renovaría la concesión de los Verificentros, él tenía un amigo Rafael Echegollen, quien seguramente despacharía como director general del Instituto de Movilidad Sustentable de Baja California. Al ser ambicioso en extremo, seguramente aceptaría entrar a la sociedad, sobre todo porque se crearía una nueva empresa que (obviamente) resultaría ganadora en la licitación a la que Echegollen convocaría. El asunto salió como ellos querían. Las fichas del tablero estaban estratégicamente colocadas y allí decidieron que cerrarían los Verificentros justamente el 11 de marzo, fecha del vencimiento de la concesión. José Luis Rodríguez salió de la reunión con Kahwagi, aunque antes de abordar el avión rumbo a Tijuana contactó a su amigo Rafael Echegollen para hacerle una propuesta digna de su exquisito paladar. Kahwagi lo invitaba a ser su socio y le daban la garantía que el gobernador morenista Jaime Bonilla Valdez jamás se enteraría del acuerdo. Rodríguez sintió que las estrellas se alineaban en su favor, pues al construir ese arreglo su patrón Kahwagi nunca se enteraría que durante un largo periodo manejó a su antojo el negocio de los Verificentros. ¡El Puma debió engordar varios cochinitos! Ahora él actuaba como enlace, tendría trabajo (pues el sería el director) y —de paso— se desharía de esos latosos 250 empleados que quieren cobrar su salario. ¡Mira que ambiciosos! Resulta que al cerrar los Verificentros el 11 de marzo, Rodríguez les dijo que era por la cuarentena del Coronavirus y no porque se había vencido la concesión. Esos empleados están falsamente esperanzados a que Rodríguez reabra esa fuente de trabajo y les pague su sueldo. Resulta obvio que ellos ignoran que su jefe cuida como puma el dinero que acumula en su casa y seguramente también engaña a Kahwagi. Cicuta debe señalar que la semana pasada envió un mensaje al señor Echegollen para que sugiriera a su amigo José Luis Rodríguez pagara el adeudo pendiente con sus trabajadores, aunque este hombre ignoró la petición. Echegollen, con su nuevo puesto, anda tan crecido que siente que trae a Dios de las orejas. Alguien debe decirle al gobernador Jaime Bonilla Valdez lo que se fragua a su espalda. Positivo

En los próximos días llegará a Tijuana un cargamento de 50 mil cubre bocas que entregó la semana pasada la asociación Dongguan al Consulado de México en Guangzhou. Lo anterior deriva de una gestión realizada por el alcalde de Tijuana Arturo González Cruz, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico de Tijuana a cargo de Arturo Pérez Behr. Estos artículos vienen etiquetados y servirán a la población en los momentos más críticos de la emergencia sanitaria.


  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de Spotify

© 2020 Cicuta News

Cicuta 

News

Plataforma digital informativa del periodista Jaime Flores Martínez

CICUTA NEWAGIF_edited.png