• Cicuta News

Corona, la cerveza mexicana fundada por españoles

Por: José Sobrevilla

Era viernes de quincena y al salir de la obra, Jaime no tenía a dónde ir. Se le antojaba una cerveza y más ahora que su “chata” –harta de la vida que le daba– lo había abandonado y se había llevado los chilpayates. No, no sabía exactamente para dónde se fue. Total, “sobre el muerto, las Coronas”, pensaba mientras entraba a la cantina del barrio que, paradójicamente se llamaba ‘Las glorias de Baco’. En la barra, pidió una caguama Corona, su preferida.


Rechazó sin elegancia el vaso que le acercaba el cantinero. El ambiente era de algarabía entre los parroquianos quienes bebían como si se fueran a acabar los tragos. Casi todos eran ‘cheleros’ y fumaban de tal manera que los extractores de humo eran insuficientes. Como en sueño, entre el ruido, escuchaba aturdidamente la clásica de José Alfredo Jiménez… que empieza “Estoy, en el rincón de una cantina…” (…) “Me están sirviendo ahorita mi caguama…” adaptaba mentalmente la letra, tratando de eludir su pena.


Es raro entrar a un bar y no escuchar el himno de los beodos decepcionados “Tu recuerdo y yo”, de aquel oriundo de Dolores Hidalgo, Guanajuato.


Sí, José Alfredo –nuestro gran compositor– había nacido en 1926 y su bebida preferida era tequila y mezcal, pero culturalmente los mexicanos somos más de cerveza. ¿No lo cree? vulgo manda; en 2019 –en nuestro país– el consumo per cápita de cerveza alcanzó los 60 litros al año y, tan solo los regiomontanos llegaron a los setenta y cinco.


Un año antes del nacimiento del compositor e intérprete de “La que se fue”, 1925, (marcan algunos datos) nació cerveza Corona, segunda marca del Grupo Modelo que fundara don Braulio Iriarte Goyeneche y Francisco Cilveti, entre otros, quienes habían llegado a México, en el caso de don Braulio, desde su natal Elizondo, Navarra, España a probar suerte. Se había dedicado a la producción y venta de pan, pero después juntó a unos amigos para incursionar en el mercado cervecero.


Un portal menciona que Braulio Iriarte acudió a sus paisanos euskaldunes o vascoparlantes de la montaña Navarra para formar su consejo de administración: Francisco Cilveti Ilarregui (Aritzu, Valle de Anue, 1877), quien fue vicepresidente de la compañía; Martín Oyamburu Arce (Lizaso, Valle de Ultzama, 1881), Andrés Barberena Urrutia (Garralda, Valle de Aezkoa, 1880), quien además era yerno de Braulio Iriarte, Marcelino Zugarramurdi Echenique (Arizkun, Valle de Baztan, 1882), Fermín Buadés Neol (Elizondo, Baztan, 1882), Pedro Magirena Saldías (Bera, 1877), Victoriano Loperena Ilarregui (Arizkun, Baztan, 1883).


Resulta importante la corrección hecha a este post por un usuario ‘desconocido’. “Te olvidas –le dice– de Segundo Minondo Rota, que era sobrino segundo de Braulio Iriarte y primer gerente de La Modelo. Empezaron con panaderías y después hicieron la fábrica de levaduras "Leviatán", para después, junto inversores vascos, navarros, leoneses y burgaleses, fundar la Modelo”.

Era 1922 y, ya construida la fábrica, Grupo Modelo lanzó su primera marca ‘Modelo especial’ y después ‘Corona’, la segunda. Acordaron imprimirle toda la personalidad mexicana porque “veinte millones de mexicanos no pueden estar equivocados” afirmaban en una de sus propagandas. Para identificar la súper marca, le pusieron como logotipo la imagen de la corona colocada en la cima de la cúpula de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe en Puerto Vallarta, Jalisco.


Para su elaboración utilizaron lúpulo de Bohemia y Saaz (variedad ‘noble’ de lúpulo) con maltas importadas de Estados Unidos y Alemania. Se ha difundido que, entre sus ingredientes, estaba la cebada malteada, arroz y/o maíz, lúpulo y levadura, ácido ascórbico como antioxidante y alginato de propilenglicol como estabilizante de la espuma.


Pablo Diez Fernández, empresario y filántropo español originario de León, España,


propietario de la panadería ‘La Primavera’ fue también parte del consejo de administración; pero la falta de experiencia de los accionistas hizo que uno a uno fueran abandonando el proyecto, hasta que en 1930 Pablo Diez se convierte en Director General, tomando el control de las operaciones. Fue así que adoptaron la estrategia de ampliar las instalaciones convirtiéndola en la más moderna y con mayor capacidad en México.


El fallecimiento de don Braulio en 1932, llevó a la empresa a una restructura interna donde sus herederos vendieron a Pablo Díez y Martín Oyamburu sus acciones. Con un préstamo del Banco Nacional de México, don Pablo se convirtió en el propietario absoluto del grupo desde 1936 hasta su muerte, 36 años después.


Para evitar la quiebra comenzaron a realizar campañas publicitarias, mejorando sus botellas con procesos artesanales, etiquetas de cerámica y diseño de marca. En sus anuncios enfatizaron más con el público mexicano, mostrando a la cerveza como parte de la cultura del país. Patrocinaron eventos importantes para ganar terreno al pulque, su principal competencia, y donde no faltó la guerra sucia: como hacer correr el rumor de que la fermentación del pulque era lograda con una bolsita de excremento.


Con Pedro Infante, en 1930, hicieron anuncios para radio y televisión colocándola como la número uno de México. Esto gracias a la radionovela “Ahí viene Martín Corona”, adaptada por su éxito­ al teatro, y al cine en 1951.


En la década de los 70 y 80 empezaron a buscar mercados internacionales iniciando por Arizona, Estados Unidos. Después California, Nuevo México y Texas; ello debido a la gran cantidad de inmigrantes mexicanos en aquellas ciudades y por colindar con México.


Una barrera en su internacionalización fue que en Puerto Rico existía ya el registro de una “cerveza Corona”, con la que después de un conflicto legal –en 1979– decidieron comprarla, lo que ayudó en gran medida a cumplir sus planes de expansión.


Siguieron mercados como el de Suramérica y Europa donde, irónicamente, en España, lugar de origen de sus fundadores, se complicaron nuevamente las cosas porque la palabra “Corona” estaba registrada para uso comercial del vino ‘Gran Coronas’ propiedad del grupo catalán Torres, lo que los llevó a adoptar el nombre “Coronita Extra”. Lograron coexistir gracias a la firma de un convenio concretado en 2016 con la empresa catalana. Su éxito en Estados Unidos fue tanto que en ciudades como Nueva York y Denver surgió un mercado negro del producto con ventas a precio de especulación.


Clave para su expansión fue su planta de Zacatecas, misma que, si no es la más grande, tiene la capacidad para producir 20 millones de cervezas en un día (70% para el mercado local y 30 para el internacional) y es donde se producen la mayor parte de las cervezas que distribuyen al mundo.


También cuenta con su propia fábrica de botellas en San Luis Potosí, donde emplea a más de siete mil personas quienes fabrican una botella cada tres segundos. Para mejorar sus procesos crearon en Ciudad de México un laboratorio Criogénico donde almacenan la misma cepa de levadura utilizada desde el momento de su creación.


En piedras Negras, Coahuila, instalaron una planta totalmente automatizada que es operada sin trabajadores, y actualmente la marca está presente en más de 184 países y desde 1994 ha venido cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores.


La cerveza ‘mexicana’ más vendida en el mundo


Su crecimiento en los años noventa fue mayor al 75%, al pasar de 19.62 millones de hectolitros elaborados en el primer año de la década, a 34.46 en el último, lo que para 1997 la convertiría en la cerveza “mexicana” más vendida en el mundo, superando a su mayor competencia internacional, Heineken. En 2002, el Grupo tenía una participación del 62.7% en las ventas totales de la industria y, 81 de cada 100 cervezas mexicanas exportadas al año salieron de sus plantas.


De las 250 personas que –cuando la fundaron– trabajaban inicialmente en su fabricación, en la actualidad cervecería Modelo emplea a más de 44 mil personas, 20 mil en áreas de operación y servicios y más de 24 mil en distribución y ventas. En 2012, la compañía belgo-brasileña InBev adquirió el 49% del paquete accionario de Grupo Modelo por la cantidad de 16 mil millones de Euros.


Con la llegada de la pandemia ha tenido que reducir al mínimo su producción e incluso cerrar temporalmente algunas plantas, pero al mismo tiempo ha apoyado a la comunidad donando productos e infraestructura para beneficiar la detección y tratamiento de personas contagiadas, así como con la fabricación de productos con bajo porcentaje de alcohol.


Ejemplo de ello es Victoria Chingones, “Unidos por México” lanzada ante la escases de cerveza en mayo pasado (14 pesos la lata), con la que, para dar la vuelta a la Ley General de Salud, (artículo 217) que define como bebidas alcohólicas las que contengan alcohol etílico en una proporción de entre 2 y 55 grados, en la parte posterior de la lata dice “bebida de cebada con 1.8 grados de alcohol” y donde promete que destinará parte de las ganancias “a los afectados por la crisis provocada por la pandemia”.


El famoso uso de la rodajita de limón tiene varias teorías: una que nació en Baja California en la “Cantina Hussong”, por la apuesta de un cantinero de que sería capaz de generar una nueva tendencia. Otra en que las antiguas tapas de metal generaban residuos de oxido sobre la botella y, para limpiarla, se servía con una rodajita de limón. Una más, que se habría originado en las costas del norte de México, donde los surfistas acostumbraban añadir limón a sus cervezas.


“Siete décadas después de que don Braulio Iriarte Goyeneche fundara la Cervecería Modelo, María Asunción Aramburuzabala se convirtió en la tercera generación de empresarios de origen navarro en dirigir esa empresa. Primero su abuelo, don Félix Aramburuzabala Lazcano-Iturburu, también fundador y estratega de la firma, y luego a su padre, don Pablo Aramburuzabala Ocaranza.


Al morir su padre a los 63 años de edad, dejó una familia sin heredero masculino, por lo que María Asunción con su madre y su hermana se unieron para resistir exitosamente los fuertes ataques de grupos de interés que buscaban controlar su posición accionaria en la empresa”.

------------

Otras fuentes de información:

I. https://es.wikipedia.org/wiki/Corona_Extra#:~:text=Es%20una%20bebida%20del%20tipo,la%20conservaci%C3%B3n%20de%20sus%20aceites

II. https://www.youtube.com/watch?v=-oOPoZYFIls

III. https://loopulo.com/conocer/origen-de-la-cerveza-corona/

IV. https://www.gmodelo.mx/login

V. https://expertosenmarca.com/historia-de-marca-cerveza-corona-la-del-limon/?amp

[1] http://dervichecojo.blogspot.com/2015/03/el-curioso-origen-de-la-cerveza-corona.html [2] Video en el portal “Emprende Aprendiendo” con más 1.45 M de suscriptores (9 de agosto 2020) [3] https://www.thebeertimes.com/cerveza-corona-extra-historia/ [4] “Los Amos de México”, Rita Varela Mayorga, Ediciones Temas de Hoy, tomado de http://losamosdemexico.blogspot.com/2010/10/maria-asuncion-aramburuzabala-larregui_2649.html


  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de Spotify

© 2020 Cicuta News

Cicuta 

News

Plataforma digital informativa del periodista Jaime Flores Martínez

CICUTA NEWAGIF_edited.png