• Cicuta News

Un debate, que calienta la elección presidencial de EEUU

Cicuta News - Internacional - 30/09/2020

En Estados Unidos, El presidente republicano Donald Trump, y el aspirante demócrata a la Casa Blanca, el exvicepresidente Joe Biden, se dieron cita el martes 29 de septiembre en Ohio, para protagonizar el primer debate presidencial de cara a las elecciones del próximo 3 de noviembre.

El encuentro duró hora y media en total; noventa minutos durante los cuales ambos candidatos departieron de algunos de los principales temas de interés en Estados Unidos en estos momentos, como el nombramiento de la magistrada para el Tribunal Supremo, la pandemia, la seguridad de los comicios, economía, cambio climático, entre otros temas.

Chris Wallace, periodista de Fox News Sunday fue el moderador y el debate que se dividió en seis segmentos de aproximadamente 15 minutos cada uno.

Cada segmento abrió con una pregunta, después de la cual cada candidato tenía dos minutos para responder. Los candidatos tuvieron la oportunidad de refutar o ampliar los argumentos de uno u otro. El moderador utilizó el resto del tiempo en el segmento para profundizar en la discusión sobre los temas.

En uno de los emocionantes debates que se recuerde y cinco semanas antes de las elecciones presidenciales, Donald Trump y Joe Biden se enfrascaron en una discusión llena de interrupciones y acusaciones que impidieron el desarrollo de ideas y propuestas de fondo. El manejo de la pandemia, la recuperación de la economía y el escándalo sobre los impuestos del magnate tejieron un duelo más personal que político.


Fue el debate presidencial más caótico en la historia reciente de Estados Unidos. En el primer cara a cara de 2020 rumbo a la Casa Blanca, el presidente Donald Trump interrumpió de manera constante tanto a su rival en las urnas, Joe Biden, como al moderador Chris Wallace. Una situación que se extendió durante los más de 90 minutos que duró la discusión y que restó protagonismo a las ideas frente a cada uno de los temas abordados.

Biden se mostró abrumado ante la voz de Trump, que cubría sus intervenciones, a lo que el exvicepresidente respondió “cállate, hombre”. Con el paso de los minutos el tono de ambos aspirantes subió.

Después de que Biden acusara a Trump de faltarle el respeto al Ejército, refiriéndose a un informe de este mes donde se sostuvo que el magnate se había expresado en privado a los soldados estadounidenses muertos en combate como "perdedores" y "tontos", el mandatario arremetió contra los hijos del demócrata, en uno de los momentos más amargos y emotivos de la noche.

Biden llamó a Trump “mentiroso”, “payaso” y “el peor presidente de la historia” de Estados Unidos, mientras que Trump aseguró que él ha hecho más por su país en tres años y medio de gobierno que Biden con más de 40 años en la política.

“Todo lo que ha dicho hasta ahora es simplemente una mentira. No estoy aquí para resaltar sus mentiras, todos saben que es un mentiroso”, dijo Biden.

Posteriormente, Trump le pidió a Biden que no se atreviera a referirse a hablar de inteligencia. "Usted se graduó último en su clase, no el primero en su clase", le dijo el mandatario, retratando con fidelidad la altura del debate.

Ni siquiera la pandemia de Covid-19, que tiene a EE.UU. como el país más afectado del mundo, hizo que los candidatos dejaran a un lado las interrupciones y las acusaciones personales para pasar a un plano solemne, cuando en ese país han muerto más de 205.000 personas a causa del virus.

Fue Biden quien destacó las cifras de contagios (más de siete millones) y de víctimas mortales para mostrarle al presidente que “no tiene ningún plan” frente a la pandemia, lo invitó a “salir de su búnker” e ir “en carrito de golf” a la Casa Blanca a idear un plan para salvar a la gente. Biden destacó que ha sido “irresponsable la forma en la que (Trump) ha manejado el distanciamiento social y la gente con mascarillas, básicamente animándoles a no hacerlo”.

Trump y Biden describen realidades muy diferentes sobre el coronavirus

El presidente Trump y el exvicepresidente Joe Biden ofrecieron versiones muy diferentes de la respuesta del Gobierno federal a la pandemia del coronavirus.

Cuando se le preguntó a ambos candidatos durante el debate sobre el manejo de la pandemia, Biden señaló el impactante número de estadounidenses que han muerto o contraído coronavirus desde que la pandemia llegó a las costas de Estados Unidos.

«Cuando le presentaron ese número, (Trump) dijo: ‘Es lo que es’. Bueno, es lo que es porque eres quien eres. Es por eso que es. El presidente no tiene ningún plan. No ha presentado nada. Sabía desde febrero lo serio que era esto», dijo Biden, refiriéndose a las entrevistas de Trump con el periodista Bob Woodward, en las que indicó que quería minimizar el coronavirus para no crear pánico a nivel nacional.

«Tú no te asustes. Él entró en pánico», agregó Biden.


Trump respondió diciéndole a Biden: «Nunca podrías haber hecho el trabajo que hicimos». Y citó el manejo de la gripe porcina por parte de la administración Obama.


«Tenemos los trajes. Tenemos las mascarillas. Hicimos los ventiladores. No habrías hecho ventiladores. Y ahora estamos a semanas de una vacuna. Ya estamos haciendo tratamientos. Menos gente está muriendo», dijo Trump, quien culpó a China por el virus y argumentó que la percepción de la falta de éxito de su Gobierno en el manejo de la pandemia es el resultado de la mala prensa.

«Te diré, Joe, nunca podrías haber hecho el trabajo que hicimos. No lo llevas en la sangre. Nunca podrías haberlo hecho, Joe», añadió Trump.

El presidente mencionó el plan del Gobierno para distribuir rápidamente una vacuna contra el coronavirus una vez que esté lista para ser desplegada. Pero Biden respondió, cuestionando por qué los estadounidenses deberían confiar en alguien que miente tan frecuentemente.

«Este es el mismo hombre que te dijo que para Pascua esto se habría ido. Que cuando el clima fuera cálido se habría ido… como un milagro. Y, por cierto, tal vez podrías inyectarte un poco de lejía en el brazo», dijo Biden.

Trump afirmó durante el debate que el comentario sobre la lejía que hizo a principios de este año fue sarcástico y simplemente no había ninguna indicación de que no estuviera hablando en serio.

**

Biden: Trump usa "todo como un silbato de perro para tratar de generar odio racista"

El presidente Trump ha estado advirtiendo a lo largo de la campaña que los suburbios corren el riesgo de sucumbir a lo que él describe como algo así como una revolución anarquista, una apelación codificada a los votantes blancos que el presidente cree que están indignados por las protestas antirracistas contra la violencia policial.


Joe Biden desestimó esas afirmaciones y respondió esta noche, contando una historia muy diferente de quién vive en los suburbios y la amenaza que enfrentan.


“Me crié en los suburbios. Esto no es 1950”, dijo Biden. “Todos estos silbidos para perros y racismo ya no funcionan. Los suburbios están integrados en general».


Biden continuó diciendo: «Lo que realmente es una amenaza para los suburbios y su seguridad es su incapacidad para lidiar con covid-19».


El exvicepresidente también describió el cambio climático como el tipo de amenaza existencial que Trump atribuye a las protestas.


«Su incapacidad para lidiar con el medio ambiente» es un problema mayor, dijo Biden. «Están siendo inundados y quemados debido a su negativa a hacer algo». Por eso los suburbios están en problemas «.

**

Biden: Trump usa "todo como un silbato de perro para tratar de generar odio racista"

Joe Biden dijo que el presidente Trump intenta convertir todo en un «silbido de perro» racial esta noche, argumentando que el presidente «prácticamente no ha hecho nada» por los negros durante su tiempo como presidente.

Durante un segmento prolongado sobre la campaña, los dos se pelearon por quién manejaría los problemas de la raza, culminando con Biden llamando a Trump un racista.

Cuando se le preguntó por qué sería mejor para abordar los problemas raciales, Biden atacó a Trump por equivocarse en el mitin racista de derecha en Charlottesville en 2017 con las protestas en respuesta y el hecho de que los manifestantes fuera de la Casa Blanca fueron movidos por la fuerza a principios de este año, para que el presidente pudiese caminar hasta una iglesia cercana.

“Este es un presidente que usa todo como un silbato de perro para tratar de generar odio racista, división”, dijo Biden. “Este hombre no ha hecho prácticamente nada” por los negros.

Trump respondió al ataque señalando el papel de Biden en la aprobación del proyecto de ley contra el crimen de 1994, una ley que condujo a aumentos significativos en el encarcelamiento de estadounidenses negros.

«Voy a dejar que la gente salga de la cárcel…», dijo Trump, señalando la reforma de la justicia penal que aprobó en su primer mandato. «Has tratado a la comunidad negra tan mal como a cualquiera en este país».

**

Trump opina del reporte del NYT sobre sus impuestos: "No quiero pagar impuestos"

El presidente Trump ofreció una defensa franca de sí mismo cuando se le preguntó sobre los nuevos reportes sobre la cantidad mínima en impuestos sobre la renta que ha pagado: «No quiero pagar impuestos».

Fue una defensa que equivalió a que Trump dijera que las lagunas fiscales para los estadounidenses ricos están ahí para explotar, incluso si, al mismo tiempo, trató de afirmar que pagó «millones de dólares» en impuestos en los primeros años de su presidencia.

Fue una respuesta contradictoria, pero que parece captar cómo Trump ha tratado de explicarse desde que The New York Times informó por primera vez los detalles de sus declaraciones de impuestos durante el fin de semana.

Trump ha buscado simultáneamente afirmar que estaba haciendo lo que todos los demás hacían al evitar impuestos y al mismo tiempo insistir en que paga millones en impuestos, lo que contradice el informe del Times de que pagó US$ 750 en impuestos sobre la renta en 2016 y 2017.

Sorprendentemente, Biden no pareció criticar las respuestas de Trump durante mucho tiempo, a pesar de que su campaña lo ha convertido en un problema importante en los últimos días.

**

Trump sobre una vacuna contra el coronavirus: "Es una cosa muy política"

Cuando surgió la idea de que se ha politizado una vacuna contra el coronavirus, el presidente Trump no hizo ningún intento de aplastar la idea de que está presionando a las empresas para que desarrollen una antes de las elecciones de noviembre.

«No estoy de acuerdo con ambos», dijo Trump cuando se le preguntó sobre las declaraciones hechas por expertos en salud en su administración, incluido el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, y el Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que sugieren que podría ser en el próximo año cuando una vacuna esté ampliamente disponible.

Trump dijo que está hablando con los propios fabricantes de medicamentos sobre el desarrollo de una vacuna y dijo que pueden «ir mucho más rápido que eso», a pesar de que los principales fabricantes de medicamentos se han comprometido a no hacer que una vacuna esté disponible hasta que cumpla con todos los estándares de seguridad y eficacia.

Y abrazó completamente la idea de que el desarrollo de una vacuna estaría influenciado por la política.

“Es una cosa muy política”, dijo.

Fue un ejemplo de cómo Trump hizo un poco intento por refutar precisamente lo que se le acusaba: hacer de una vacuna un elemento central de su campaña presidencial.

**

El moderador le dice a Trump: "El debate es con él, no conmigo"

El presidente Trump tuvo un tenso intercambio con el moderador Chris Wallace en la parte superior del debate de esta noche cuando Wallace intentó preguntarle al presidente sobre su plan de atención médica.

Wallace: Si puedo hacer mi pregunta, señor… Durante los últimos cuatro años, ha prometido derogar y reemplazar Obamacare, pero nunca, en estos cuatro años, ha elaborado un plan, un plan integral, para reemplazar Obamacare…

Trump: Sí, lo he hecho.

Wallace: Para reemplazar Obamacare…

Trump: Por supuesto que sí. Me deshice del mandato individual.

Wallace: Cuando termine, le daré la oportunidad de…

Trump: Disculpé, me deshice del mandato individual…

Wallace: Ese no es un plan integral…

Trump: Es absolutamente algo grande…

Wallace: El debate es con él, no conmigo. Déjeme hacerle mi pregunta.

Finalmente, después de algunas interrupciones más, Wallace pudo hacer su pregunta: «¿Cuál es el plan de salud de Trump?».

A lo que Trump respondió: «Bueno, primero que nada, supongo que estoy debatiendo contigo, no con él, pero está bien, no me sorprende».


  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de Spotify

© 2020 Cicuta News

Cicuta 

News

Plataforma digital informativa del periodista Jaime Flores Martínez

CICUTA NEWAGIF_edited.png