• Cicuta News

libertad de prensa en medio de la pandemia (RSF)

Cicuta News - Internacional - 22/04/2020

El secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire, presentó la clasificación mundial de la libertad de prensa. La ONG sitúa a Noruega como el mejor país para el ejercicio del periodismo y a Corea del Norte como el peor. El coronavirus muestra factores negativos para el respeto del derecho a la información.

Según la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de 2020, existe una clara correlación entre la supresión de la libertad de los medios de comunicación en respuesta a la pandemia del coronavirus y la clasificación de un país en el índice. Tanto China, que ocupó el puesto 177 entre 180 países, como Irán en el puesto 173, censuraron ampliamente sus brotes de coronavirus.


En Irak, con el puesto 162 en el índice, las autoridades despojaron a Reuters de su licencia durante tres meses después de que publicara un artículo en el que se cuestionaban las cifras oficiales del coronavirus. Incluso en Hungría, en el puesto 89, el Primer Ministro, Viktor Orbán, hizo aprobar una ley sobre "coronavirus" con penas de hasta cinco años de prisión por información falsa, una medida completamente desproporcionada y coercitiva.


Según el secretario general de RSF, Christophe Deloire, la crisis de la salud pública brinda a los gobiernos autoritarios la oportunidad de aplicar la notoria 'doctrina del shock' para aprovechar el hecho de que la política está en suspenso, el público está aturdido y las protestas son impensables, para imponer medidas que serían imposibles en tiempos normales.


En su informe, la ONG alerta sobre el "efecto multiplicador" de la pandemia del coronavirus en las crisis que amenazan el derecho a una información libre, independiente, plural y fidedigna.

Según el secretario general de RSF, Christophe Deloire, la crisis de la salud pública brinda a los gobiernos autoritarios la oportunidad de aplicar la notoria 'doctrina del shock' para aprovechar el hecho de que la política está en suspenso, el público está aturdido y las protestas son impensables, para imponer medidas que serían imposibles en tiempos normales.


En su informe, la ONG alerta sobre el "efecto multiplicador" de la pandemia del coronavirus en las crisis que amenazan el derecho a una información libre, independiente, plural y fidedigna.


Por otro lado, dentro de los hallazgos del estudio frente al tema de la libertad de expresión, Noruega sigue encabezando el índice por cuarto año consecutivo en 2020, mientras que Finlandia vuelve a ser el subcampeón. Dinamarca subió dos puestos ubicándose en el tercer lugar, seguido de Suecia y Países Bajos, quienes bajaron un puesto como resultado del aumento del ciberacoso.


El otro extremo del índice ha visto pocos cambios. Corea del Norte ha tomado la última posición de Turkmenistán, mientras que Eritrea, en el 178, sigue siendo el país peor clasificado de África.


Malasia, en el 101, y Maldivas, en el 79, registraron las mayores subidas en el índice - 22 y 19 puestos, respectivamente - gracias a los efectos beneficiosos de los cambios de gobierno a través de las encuestas. El tercer salto más importante fue el de Sudán, que subió 16 puestos, ubicándose en el 159, tras la destitución de Omar al-Bashir. La lista de mayores descensos está encabezada por Haití, donde los periodistas han sido a menudo blanco de violentas protestas nacionales durante los dos últimos años. Después de caer 21 puestos, ahora se encuentra en el 83.


Ambiente "complejo y hostil" para los periodistas de América Latina


RSF señaló un deterioro generalizado en la libertad de prensa en América Latina, salvo en Costa Rica, en el puesto 7, y en Uruguay, en el 19. "La corrupción, la impunidad, la vigilancia cibernética, la violencia gubernamental y en general, las violaciones de la libertad de información han adquirido nuevas dimensiones",

También indica que Brasil descendió dos posiciones en la clasificación y denuncia los ataques contra periodistas por parte de simpatizantes del presidente Bolsonaro.

Además, los periodistas mexicanos, hondureños, colombianos y brasileños a veces pagan con su vida por investigar el tráfico de drogas o la corrupción. Mientras que los periodistas cubanos y venezolanos están sometidos a una presión constante por parte de los gobiernos que utilizan todos los medios posibles para censurar los medios de comunicación independientes.


Estados Unidos, en el puesto 45, tampoco se queda atrás. Los periodistas no pueden cubrir libremente las noticias relacionadas con la vigilancia o el espionaje.


Una década decisiva para el periodismo mundial


La edición de 2020 de la clasificación, que evalúa cada año la situación de los periodistas en 180 países y territorios, sugiere que los próximos diez años serán fundamentales para la libertad de prensa debido a las cinco crisis convergentes que afectan al futuro del periodismo:


1. Geopolítica, debido a la agresividad de los regímenes autoritarios.

2. Tecnológica, a causa de la falta de garantías democráticas.

3. Democrática, por la polarización y las políticas represivas.

4. De confianza, a raíz de la sospecha e incluso el odio hacia los medios de comunicación.

5. Económica, debido al empobrecimiento del periodismo de calidad.


Estas cinco áreas de crisis se ven ahora agravadas por una crisis de salud pública mundial. "La pandemia de coronavirus ilustra los factores negativos que amenazan el derecho a una información fiable, y es en sí misma un factor agravante. ¿Cómo será la libertad de información, el pluralismo y la fiabilidad en 2030? La respuesta a esa pregunta se está determinando hoy en día", dijo Deloire.


  • White Facebook Icon
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de Spotify

© 2020 Cicuta News

Cicuta 

News

Plataforma digital informativa del periodista Jaime Flores Martínez

CICUTA NEWAGIF_edited.png